Cuadernos de viaje – Estambul – Día 2

Segundo día en Estambul. Seguimos encantados con la ciudad. La magnificencia de los monumentos se mezcla con el encanto de perdernos por las calles y respirar el ambiente que se vive por aquí. La verdad es que esta ciudad enamora como pocas.

En el día de hoy hemos visitado el museo arqueológico, el palacio Topkapi, la Mezquita Azul y el hipódromo y la verdad es que son auténticas maravillas, os pondré las fotos al final, a modo de presentación.

El museo es una auténtica avalancha de historia que resulta abrumadora, pero que es realmente fascinante. Las esculturas y la necrópolis merecen una mención aparte dada su espectacularidad.

El palacio es bastante abrumador, se compone de tres estancias de un tamaño considerable, cada una con varias salas donde se muestran multitud de cosas tales como reliquias de Mahoma o el tesoro de los sultanes. Aquí cabe destacar el Harén por la belleza de sus estancias. Según escuchábamos la guía nos quedaba claro que ser el sultán en la época imperial debió ser cojonudo, pero si te tocaba ser una muchacha agraciada era toda una putada.

La Mezquita Azul es una auténtica joya. Arquitectónicamente es similar al resto de mezquitas de Estambul, pero la espectacularidad y el tamaño de esta hace que se te hiele la sangre al entrar. Ver como comulgan la majestuosidad el edificio con el fervor de los fieles que allí rezan te hace contemplar obnubilado durante un buen rato el espectáculo que supone todo aquello. Una verdadera maravilla.

Finalmente visitamos el hipódromo, el museo de los mosaicos y paseamos por el barrio de Sultanahmed bajo la lluvia vespertina.

Finalizamos el día con un baño, una cena ligera y escuchando jazz en directo. Buenas noches a todos desde esta maravillosa ciudad.

Actualización. Las fotos del día (están en un enlace a flickr porque worpress no me deja subirlas):

http://www.flickr.com/photos/48876057@N06/

Etiquetas: ,

3 comentarios to “Cuadernos de viaje – Estambul – Día 2”

  1. Pablo Says:

    Sin ánimo de romper la lírica, me hablaban unos amigos de un olor a humanidad en la Mezquita Azul, no por culpa de las masas que allí rezan, sino de las masas de turistas que visitan aquello sin ir muy preparados para el descalce. ¿Has notado algo, hombre de jazz?

    • m41k7 Says:

      La verdad es que esperaba encontrarme con algo parecido, pero no es para tanto. Vale que el ambiente no es muy fresco, pero tampoco es como estar en un almacén de roquefort.
      Por cierto, a ver si te pillo hoy la camiseta.

  2. Laura Says:

    “¿Bajo la lluvia vespertina?”… Voy a entrar en Parada Cardiorrespiratoria!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: